Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
La Responsabilidad Social Corporativa, asunto de grandes y pequeñas empresas
  • ©FormainnovaBio
    ©FormainnovaBio
 

La Responsabilidad Social Corporativa, asunto de grandes y pequeñas empresas

04-11-2014

Definimos la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) como una contribución activa y voluntaria a la mejora social, económica y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su posición competitiva y generar un valor añadido que las diferencie del resto.

Las empresas que aplican la Responsabilidad Social Corporativa en su gestión toman medidas más allá de las leyes y las normas. En definitiva, se trata de un conjunto de iniciativas puestas en marcha de una manera voluntaria por las empresas y que permiten mejorar su entorno.

La hostelería y las colectividades en concreto, representan un sector de gran relevancia económica y social, por tanto, su actividad ejerce unos efectos importantes en el mundo social, ambiental y económico que los rodea.

En el sector, abundan las pequeñas y medianas empresas que muchas veces no asumen su papel, generalmente debido a la creencia generalizada de que la Responsabilidad Social Corporativa solo puede desarrollarse en las grandes empresas. Pero esto no es así.

Es un error pensar que sólo las grandes empresas pueden tomar medidas relacionadas con la RSC, ya que existen proyectos que una pequeña empresa puede afrontar sin dificultades. Además siempre existe la posibilidad de asociarse con otras organizaciones (del mismo sector o de otro), para afrontar retos más grandes.

Las medidas de RSC son medidas aplicables a distintos aspectos que se encuentran en relación con la empresa: los empleados, los proveedores, los clientes, el medio ambiente, el entorno geográfico y social, las administraciones públicas, etc

¿Crees que no puedes hacer nada?

A modo de líneas de actuación, estas serían sólo algunas ideas de trabajo, pero existen otras muchas que casi todos podríamos aplicar con cierta facilidad en nuestras empresas.

Con los empleados
– Planes de prevención de riesgos laborales eficaces.
– Planes de formación adaptados a las necesidades de cada uno.
– Favorecer la conciliación de la vida familiar.
– Fomentar el acceso igualitario al empleo y a la promoción interna.
– Hacer partícipes a los empleados de procesos de mejora continua.

Con los clientes
– Fomentar hábitos de vida saludable (menús saludables, etc.).
– Hacer accesibles las instalaciones para los colectivos de discapacitados.
– Ofrece una información completa, transparente, y honesta de tu oferta.
– Demuestra sensibilidad hacia el colectivo de desempleados.

Con el entorno social y geográfico
– Fomentar la gastronomía y cultura del entorno.
– Fomentar el empleo local.
– Tratar de colaborar con empresas y proveedores locales.

Con el medio ambiente
– Minimizar el volumen de residuos y desperdicios generados.
– Aprovechar al máximo la luz natural y retrasar el encendido de las luces.
– Hacer un uso eficiente de los combustibles gaseosos y la energía eléctrica en el área de cocina.
– Apostar por las energías renovables.
– Hacer un uso racional del agua, promueve su ahorro y evita el malgasto.
– Separar y reciclar los residuos.

Estas sólo son unas propuestas que cada uno debe desarrollar en acciones concretas aplicables para su empresa o establecimiento. ¡Pero hay muchas más!

La RSC es mucho más que una moda. Debe formar parte de las propuestas de mejora de cualquier organización y llegar a ser económicamente rentable. Por ello, si trabajas de verdad la RSC de tu empresa… ¡comunícalo a tus clientes y al resto de grupos de interés! Sin duda, puede beneficiarte.

Cada vez más las empresas han comenzado a adoptar la RSC, entre otras razones, por la presión del conjunto de agentes (stakeholders): consumidores, proveedores, la comunidad, las organizaciones de activistas, los inversionistas, etc. Efectivamente, cada vez es mayor el número de consumidores o clientes socialmente responsables y que valoran muy positivamente este tipo de acciones, ‘premiando’ a las empresas en manera de fidelización a las mismas.


Félix taronja
Félix Martín es licenciado en veterinaria y experto en gestión de la calidad e innovación, aplicadas al aprendizaje permanente de las organizaciones. Hace unos años creó Formainnova Bio, una plataforma para desarrollar propuestas formativas de interés para el sector de la restauración colectiva. @: felmargar@gmail.com

Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/